Lugares turísticos de Barbados

Barbados 13 10 N, 5932W

Área: 430 km2

Ubicación: Isla del Caribe ubicada al noreste de Venezuela y al norte del océano Atlántico

Clima: tropical

Idioma: Inglés

Moneda: barbadian dollar

barbados-lugares-turisticos

En Bridgetown, su capital,  se concentran las actividades y lo más importante de la vida de esta ciudad, y lugares como el famoso Careenage, en donde barcas multicolores y lujosos yates ofrecen al visitante una hermosa vista.

También se encuentra la plaza de Trafalgar Square, en la que se erige una estatua de Lord Nelson, circundada por un número de boutiques y almacenes que siguen hasta Broad Street. La arquitectura de la ciudad le ha ganado el nombre de “la pequeña Inglaterra” en el Caribe. Ya fuera del centro de la ciudad, la costa oeste de la isla se encuentra llena de hoteles lujosos y exclusivos, bañados por las aguas del Caribe.

Por otra parte se encuentra la costa sur, con el mar Caribe a un lado y el Atlántico al otro; es la playa predilecta por los aficionados del windsurf, la costa este, la costa atlántica, preferida por los surfistas, especialmente en la mundialmente famosa playa Soup Bowl.

Lugares interesantes para visitar: La estación de señales de Gunhill, el molino de Morgan Lewis, el museo de azúcar de Sir Frank Hutson o el pueblo histórico de Tyrol Cot, por nombrar algunos.

Viajar a Barbados para disfrutar de su gastronomía

La Isla de Barbados posee una extensa variedad de platillos provenientes de su diversa y exquisita gastronomía, así como un amplio repertorio de sitios especializados en la cocina internacional.

Si estás pensando hacer un viaje a Barbados, te señalamos en este artículo algunos de los aspectos más destacados de su comida para que puedas disfrutar al máximo.

Exóticos platos caribeños a base de pescados como el pargo y dorado, así como frutos del mar, distinguen de manera especial a la cocina de Barbados, entre los que destaca el pescado volador, el cual constituye el plato nacional, las chuletas de cerdo con piña, nueces y salsa de jobo, el pepperpot.

La gastronomía de Barbados refleja la influencia de la cocina africana, hindú e inglesa, tal y como es el caso de las famosas roti, un tipo de empanadas, el pastel de Yorkshire y el pudín de sousi.

Encontrará una gran variedad de restaurantes, desde los más elegantes como el Olives Bar and Bistro, The Mews o Bagatelle, o quizás si se encuentra en un plan más romántico disfrute de The Cliff, el cual se extiende en tres niveles con vista al mar o el Le Maison.

Viaje a St. Maarten

La primera sensación que probablemente tenga al acercarse a St. Maarten será vértigo. Le sucederá en cuanto vea que aquel gigantesco aparato en el que viaja, se acerca a la pista de aterrizaje particular y peligrosamente cerca de los bañistas que toman el sol en la playa.

Tal vez intente consolarse pensando que peor deben sentirse los bañistas, al sentir, oír y ver aquel avión de miles de toneladas acercándose a toda velocidad y, finalmente, pasando por encima de ellos para terminar en la pista.

No se confíe. Cuando pueda, acérquese a la playa que está frente al aeropuerto y tómese unas piñas coladas en el bar que está junto al mar haciendo tiempo mientras llega el majestuoso avión, acontecimiento que esperan todos los turistas para colocarse debajo y tomar fotos.

Resulta muy curioso que, siendo una isla tan pequeña, St. Maarten esté dividida en dos partes, una holandesa cuya capital es Phillipsburg, y otra francesa, con Marigot como capital.

El tamaño no es más que una ventaja, pues se la puede recorrer completa en una hora. Entre los dos lados de la isla hay 37 playas diferentes para escoger. Orient Bay se destaca por su extensión de arena blanca aterciopelada y el fondo de sus aguas con una reserva marina de arrecife y coral, que es muy atractiva para practicar el buceo.

st-maarten

Para comer, Marigot es una delicia. En la marina hay decenas de restaurantes franceses que no tienen nada que envidiarle a los mejores de Francia. En la parte holandesa desembarcan los cruceros y su principal atractivo son los casinos y las compras.

Lo mejor es que, en la vía para Marigot, hay muchas panaderías típicas francesas y en la vía para Phillipsburg hay muchos supermercados gigantescos. Así que si prefiere desayunar en picnic en la playa, sólo tiene que recordar limpiar antes de irse.

Haga lo que haga, no se pierda la experiencia del avión. Si lleva una cámara, no se arrepentirá.