¿Por qué no hacer un viaje a la Semana Santa sevillana?

La Semana Santa en Sevilla, conforma un conglomerado de costumbres y tradiciones provenientes de los vestigios barrocos, medievales, románticos y la actualidad enmarcados en una celebración que reúne a todos por igual: a ricos y pobres, a laicos y clérigos, creyentes y no creyentes, todos por el ánimo de una misma celebración.

Los días jueves y viernes santos la ciudad de Sevilla, España, culminan en una agotadora jornada que le garantiza al visitante una experiencia que seguramente los transportará al verdadero significado de esta celebración: la expiación y redención de los asistentes por la condena impuesta a Jesús por Pilatos y Herodes.

La adoración infinita por las imágenes se encuentra representada en las figuras del Gran Poder y la Virgen de la Macarena, quienes manifiestan simultáneamente el dolor y la ternura para los presentes.

Esta celebración está coordinada, preparada y desempeñada por los mismos sevillanos, sin embargo, logra atraer a más de uno, que sin esperarlo queda cautivado con el misticismo que expele esta gran procesión.

Desde el Domingo de Ramos hasta el martes santo se celebra el ritual del besamanos del Gran Poder, el cual se lleva a cabo en la basílica de la Plaza de San Lorenzo; también está la procesión del Cautivo, que se desplaza desde el barrio del Tiro Línea hasta el centro de la ciudad.